Blogia
Daniel Gascón

VIAJES Y VISADOS

VIAJES Y VISADOS

 

1.

Estados Unidos no le ha dado a tiempo un visado a Silvio Rodríguez para ir a cantar en el cumpleaños de Pete Seeger. El cantante se ha molestado: "Creo que la actitud del Departamento de Estado es muy contradictoria con el deseo expresado por el presidente Obama de un acercamiento con Cuba", ha dicho, en un mensaje que es una obra maestra de cinismo y propaganda (y que por supuesto no menciona el desprecio de Raúl Castro al acercamiento de Obama).

El artista cubano, un protegido del régimen y ex diputado en el parlamento cubano, que sigue haciendo proselitismo de la dictadura castrista cuando viene a nuestro país, dijo sentirse "tan bloqueado y discriminado" por la Administración Obama "como por otros Gobiernos" estadounidenses. Es decir, un beneficiario y propagandista de un régimen basado en la violación de libertades esenciales tiene el cuajo de dar lecciones de democracia y tolerancia a países libres, tolerantes y democráticos.

Curiosamente, Silvio Rodríguez criticó desde París que un país extranjero no le permitiera entrar, pero no mencionó que hay muchos cubanos a los que el régimen castrista no permite salir de su país, en un secuestro que ya dura más de medio siglo.

2.

Escribe Mark Dowie:

“Nunca se ha contado el número de refugiados por la causa de la conservación de la naturaleza; de hecho, no están reconocidos oficialmente como refugiados. Pero el número de personas desplazadas de sus territorios tradicionales durante el siglo pasado en aras de la conservación de la naturaleza, se calcula en casi 20 millones de personas, 14 millones sólo en África”.

3.

25 películas políticas.

4.

Malcom Pryce elige 10 novelas de expatriados.

5.

Los periódicos cuentan la historia de Connie Culp, la mujer que ha recibido un transplante facial después de que su marido le disparase en la cara.

No me gustó el tratamiento que los medios supuestamente serios dieron a la visita de Sarkozy, porque en general me pareció más propio de la prensa de corazón que de medios que tienen que hablar de quienes tienen responsabilidades políticas, de las decisiones y las medidas adoptadas, del buen discurso de Sarkozy en el congreso, de la lucha contra el terrorismo y la crisis, o de la falta de avance en las comunicaciones con el Pirineo central. Esa manera de tratar a los políticos y a sus parejas como si fueran personajes del corazón ya estuvo presente en las reuniones del G-20, es prácticamente en los medios españoles, y parece que tampoco le ha gustado a Pepa Bueno, aunque lo que a ella más le molesta es la foto -portada en El País y otros medios- en la que se veía de espaldas a Carla Bruni y Letizia Ortiz.

            Uno puede rechazar esa foto de portada desde diversos puntos de vista. La periodista, generalmente rigurosa y excelente, emparenta a quien elige la portada o hace la fotografía con el hombre que arroja ácido a la cara de su mujer, o del que le dispara en el rostro.

Y luego dicen que exageramos cuando se presta demasiada atención a nuestros culos. Es que la historia nos dice que si se creen que solo somos un culo, acaban por destrozarnos la cara.

Aparte del sospechoso plural, al final uno no sabe quién sale peor: los periodistas que se convierten en responsables de todos los crímenes contra las mujeres, o la víctima de la barbarie, transformada en símbolo, en la bisagra chirriante de un argumento demagógico.

 

He tomado aquí la imagen.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jaime -

Sigue así, a ti no te negaran jamas el visado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres