Blogia
Daniel Gascón

SIN RUMBO

SIN RUMBO

Gianni Celati (Sondrino, Italia, 1937) es un escritor raro y maravilloso que habla de lo extraño, las alegrías y las tristezas de la vida cotidiana y cuenta muchas más cosas de las que parece. ‘Vidas erráticas’ (Periférica, 2009), galardonada con el Premio Viareggio, contiene tres relatos sobre la adolescencia y el paso del tiempo ambientados en una ciudad de provincias en los años cincuenta. Pucci, Bordignoni y el narrador se dedican a vagar por las calles, mirando a chicas para las que apenas existen. Zoffi trabaja en un estanco, angustiado por el descubrimiento de que “uno está separado de todo” y enamorado de su prima Urania, explica el mito de la caverna de Platón a sus clientes y monta una tertulia filosófica con un ex profesor despedido por alcohólico. El escritor Tritone es una gloria nacional, pero su mundo se viene abajo cuando escucha a un estudiante –amigo del narrador- despotricar contra su última novela.

El autor del estupendo ‘Narradores de las llanuras’ (Anagrama, 1987) inventa unos personajes entrañables y cómicos, unos diletantes con graves preocupaciones existenciales y una buena dosis de ansiedad sexual. Forman parte del proyecto ‘Costumbres de los italianos’, donde caben “la historia de mi familia, historias escolares, idioteces de la adolescencia, retratos de celebridades, noticias sobre vacaciones, política, recomendaciones, catolicismo, sexo, fútbol, moral, etc.” ‘Vidas erráticas’ es un libro felliniano, divertido y levemente melancólico sobre la amistad y el aprendizaje, que esboza el retrato de una sociedad y crea un paisaje literario.

Gianni Celati. Vidas erráticas. Periférica, 2009. 129 páginas. Traducción de Francisco de Julio Carrobles.

Esta reseña apareció en Artes & Letras. En la imagen, Celati.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres