Blogia
Daniel Gascón

LÍNEA DEL TIEMPO

LÍNEA DEL TIEMPO

1.

Cuando tenía un año, Keith Richards fue evacuado del metro de Londres para evitar un bombardeo alemán. A los tres años, Sigmund Freud vio desnuda a su madre por primera vez. A los seis años, el padre de Alfred Hitchcock mandó a su hijo a comisaría y le pidió a un agente que lo encerrase en una celda durante cinco minutos. A los once, Giacomo Casanova tuvo su primer orgasmo. A los doce, Juana de Arco empezó a oír voces. A los diecinueve, ardía en la hoguera. A los treinta y cuatro años, un paciente le regalaba un diván a Freud. A los noventa y un años, Somerset Maugham le pedía a un amigo, en su lecho de muerte, que le asegurase que no había vida después de la muerte. A los noventa y cinco, Tiziano le mandaba una carta a Felipe II porque todavía no le habían pagado un retrato.

Más grandes momentos, en el artículo de Eric Hansom.

2.

Las notas de El fantasma de Harlot, los mecanoscritos con correcciones a mano y el esquema de El loro de Flaubert pueden verse aquí, y en la exposición del Harry Ransom Center.

3.

Varios investigadores afirman que la idea de la selva amazónica virgen, ajena al ser humano, es un mito occidental. Richard Mertens escribe:

“Los bosques no son tan ancianos o primitivos como parecen. De hecho, antes de que los europeos pusieran los pies en el umbral del Nuevo Mundo, trayendo enfermedades y destrucción, la Amazonía estaba bien poblada. ‘No había una parte de ella’, dijo el antropólogo Michael Heckenberger, que estudia la zona desde hace casi dos décadas, ‘que no hubieran tocado las manos del hombre de una manera u otra’.

Documentos históricos y evidencia arqueológica demostraban una masiva pérdida de población junto a los grandes afluentes del río. En el bosque Heckenberger encontró restos de una sociedad mucho mayor y compleja de lo que había esperado. Las tribus que había habido vivían principalmente de la pesca, construían colonias amuralladas, presas para pescar, canales, puentes, y habían elaborado un sistema de caminos, y creado un mosaico de campos, árboles, y caminos para desplazarse sobre el agua. Heckeberger y sus colegas han encontrado 19 poblaciones en una región del tamaño de Bélgica. ‘No sólo es que ninguna parte de este bosque sea natural’, asegura, ‘también está planeada’.”

4.

Richard Dawkins ha donado dinero a la campaña de promoción del ateísmo en los autobuses urbanos de Londres: “Probablemente Dios no existe. Ahora deja de preocuparte y disfruta de la vida”, dice el eslogan de esta iniciativa que lanzó la guionista Ariane Sherine. Dawkins no quiere oír hablar de las conversiones -muchas de ellas ficticias- de ateos que abrazan la fe en el lecho de muerte. Cuando llegue el momento, quiere tener cerca una grabadora.

He tomado la fotografía del autobús ateo de The Guardian.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jcuartero -

Con respecto a la Campaña de promoción del ateísmo tuve un profesor de Latín, que repetía que una de sus mayores ilusiones era vestirse los domingos por la mañana con su mejor traje e ir puerta por puerta como los testigos de Jehová predicando que Dios no existe. La docencia no le ha permitido sufragar ninguna campaña
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres