Blogia
Daniel Gascón

CERCA DEL MAL

CERCA DEL MAL

William T. Vollmann (Los Ángeles, 1959) ha publicado libros como “An Afghanistan Picture Show, or How I Saved the World”, que trataba de su experiencia en Afganistán en los años 80; “Trece relatos y trece epitafios” (El Aleph, 1996), o “Rising Up and Rising Down”, que reunía 3.300 páginas sobre lugares asolados por la violencia. Europa Central , que obtuvo el National Book Award en 2005, también habla de la violencia.

Aunque los 37 capítulos de Europa Central abarcan desde 1914 hasta 1975, el tema del libro es el enfrentamiento entre Alemania y la URSS durante la Segunda Guerra Mundial. Es una novela que tiene algo de colección de cuentos: hay muchos protagonistas y voces narrativas, pero también metáforas, personajes y atmósferas que se repiten y unifican, a veces artificiosamente, la narración. Habla de los infiernos de la guerra y del totalitarismo, y del esfuerzo de algunas personas para sobrevivir en un mundo desquiciado.

Muchos personajes de Europa Central existieron. Hay 50 páginas de notas en las que Vollmann señala sus fuentes y las ocasiones en las que se ha separado de la realidad. Se ha documentado exhaustivamente, pero muchas de las citas que presenta como auténticas son falsas: una frase que dijo un personaje histórico en una ocasión no tiene por qué ser siempre cierta; no siempre decimos ni pensamos lo mismo: es una coartada y resulta más vistosa que verdadera.

En Europa Central hay historias de amor y aparecen algunas de las masacres de la contienda: la batalla de Stalingrado, los campos de exterminio, las atrocidades del Ejército Rojo en Alemania. Estos acontecimientos se cuentan con cierta distancia o desde un punto de vista impresionista y casi onírico, como imágenes que persiguen a los protagonistas que sufren la guerra o los regímenes de Hitler o Stalin. Entre ellos hay muchos artistas: aparece Käthe Kollwitz, cuyos cuadros eran impopulares en la Alemania de entreguerras pero apreciados en la URSS; el documentalista soviético R. Karmén o Anna Ajmátova. Shostakóvich es uno de los grandes personajes del libro y uno de los que mejor expresan el terror del estalinismo.

Europa Central habla de la paranoia, y se contagia de esa paranoia. La confusión y la constante interpretación de consignas de la burocracia y la propaganda afectan a los habitantes de los dos países, y configuran vidas paralelas: hay un capítulo sobre Vlásov, el general preferido de Stalin, que cayó en manos de los nazis y formó un escuadrón de desafectos contra la URSS; y otro sobre Paulus, el militar alemán que dirigía el asedio de Stalingrado, que también desobedeció órdenes. Pocos personajes saben distinguir el bien del mal, y algunos tienen buenas intenciones pero fracasan: es el caso de Gerstein, un ingeniero de las SS que intentó frenar los crímenes nazis. Sin embargo, las numerosas voces narrativas de Europa Central conviven cómodamente con la barbarie: una de las más importantes corresponde al cínico comisario Alexandrov, y en los fragmentos sobre Alemania abundan los narradores fieles al nazismo y los burócratas de la RDA que justifican crímenes. Esta fascinación por el mal hace que a ratos esta novela excesiva, ambiciosa y a menudo brillante resulte antipática y casi inhumana.      

Europa Central. William T. Vollmann. Mondadori, 2007. Traducción de Gabriel Dols y Roberto Falcó, 857 páginas.

Esta reseña apareció en Artes & Letras el 19 de octubre de 2007. Ken Miller hizo esa fotografía de William T. Vollmann.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

cesar -

La RDA es un muñeco de pin pam pum entre las potencias vencedoras de la 2ª Guerra Mundial. La antigua URSS un engendro totalitario, aparato torturador...pero esto lo aprendió ya de los antiguos zares, de sus popes, de su aristocracia corrompida. Están bien las historias de los torturados, pero debemos mucho a la existencia de estos países. Gracias a ellos el gran capitalismo nos dió el estado de bienestar, el miedo les hizo abrir un poco el puño.. hoy tristemente ya no es así.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

cesar -

hola
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres