Blogia
Daniel Gascón

LIAO YIWU

1.

 

1.

El 1 de marzo, las autoridades chinas detuvieron al escritor Liao Yiwu, impidiéndole viajar a un Festival literario en Colonia. Philip Gourevitch ha escrito:

“El escritor chino Liao Yiwu es un best-seller en Alemania. Así que es absurdo que el gobierno chino imagine que puede impedir que se le escuche en ese país. Pero esta semana, las autoridades chinas han sacado a Liao de un avión en Chengdu, donde vive, cuando se disponía a volar a Colonia para asistir a un festival literario. Fue detenido e interrogado durante tres horas, y luego enviado a casa, donde permanece bajo arresto domiciliario.

Esta es una situación muy familiar para Liao, que entra y sale de la cárcel por su insistencia en hablar libremente y sin miedo por él y por muchos de sus compatriotas desde finales de la década de 1980, cuando fue encerrado durante cuatro años por recitar su poema Masacre‘. En la cárcel, el desafío a la autoridad de Liao le valió infinitos golpes, y con ellos el respeto desconcertado de sus compañeros reclusos, que cariñosamente lo apodaron el Gran Idiota por su obstinada negativa a callarse. El año pasado, en el vigésimo aniversario de la masacre de Tiananmen, Liao escribió un artículo para la Paris Review, titulado ‘Nineteen Days‘, donde contaba cómo había pasado cada 4 de junio desde 1989. Pasó demasiados detenido o acosado por las autoridades.

Lejos de amordazar a Liao, la prisión ha producido parte de su mejor escritura. Desarrolló cierto afecto por los criminales con los que se encontraba en cautiverio, y después de su liberación, comenzó a realizar una serie de entrevistas con parias y fueras de la ley chinos: la clase de gente pobre, marginal y atada a la tradición que, según la doctrina maoísta, el comunismo ha erradicado. Sus colecciones de entrevistas eran increíblemente populares en China, hasta que los censores se enteraron y las suprimieron. Tuve la suerte de publicar las primeras en inglés, en la Paris Review; entre ellas estaba la obra maestra ‘The Public Toilet Manager‘ [El administrador del baño público], que tuve el honor de leer en voz alta en una lectura organizada por el PEN American Center en 2008 bajo el título: ‘Bringing Down the Great Firewall of China: Silenced Writers Speak’ [Derribando el gran firewall chino: hablan los escritores silenciados].

El año pasado, una espléndida colección de las entrevistas de Liao, traducido por Wen Huang, fue llevado a cabo por el Panteón, bajo el título ‘The Corpse Walker: Real-Life Stories, China from the Bottom Up‘. Es el libro que se convirtió en un éxito de ventas en Alemania . En una nota introductoria al volumen, escribí:

Liao Yiwu es muy original, pero parece una apuesta muy buena imaginar que escritores tan diversos como Mark Twain y Jack London, Nikolai Gogol y George Orwell, François Rabelais y Primo Levi lo habría reconocido instantáneamente como un hermano en espíritu y en letras. Es un maestro de ceremonias del circo humano, y su trabajo sirve como un recordatorio poderoso –tan vital y necesario en las sociedades abiertas arrulladas por sus libertades como en las sociedades cerradas donde contar historias verdaderas puede ser un delito- de que la historia de nuestra especie no queda inscrita solamente en los detentadores del poder visibles y ruidosos, sino también, y de manera acaso más elocuente, en los marginados, los ignorados, aquellos a los que nadie escucha.

La detención más reciente de Liao también nos recuerda eso. Cuando llegó a casa tras ser expulsado del avión e interrogado, envió un e-mail, diciendo:

Las palabras no pueden expresar mi indignación. Nunca me he considerado un disidente político. No tenía interés en la política o en la redacción de manifiestos políticos, pero mi amigo Liu Xiaobo tenía razón cuando dijo: ‘Para ganar y conservar su libertad y dignidad, no hay otro camino que luchar’.

Voy a seguir escribiendo, documentando y difundiendo los relatos de personas que viven en el último peldaño de la sociedad, a pesar de que mis historias no agradarán al Partido Comunista de China. Tengo la responsabilidad de hacer que la gente entienda el verdadero espíritu de los chinos, que durará más tiempo que el imperio del gobierno totalitario”.

2.

Aquí, una carta de Liao Yiwu a sus lectores alemanes.

En la imagen, Liao Yiwu.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Alfonso -

Ayer cayó en mis manos un ejemplar de "Los extranjeros". No sería en absoluto importante si no fuera porque ahora mismo me encuentro en East Anglia, como estudiante de Literatura, y con experiencias muy similares a las que leí ayer.

Si tuvieras que resumir en una palabra el consejo que me darías antes de que mi beca acabe, cuál sería?

Enhorabuena por el relato.

Un saludo,

Alfonso

Jorge martin -

Otro delincuente.
Willy Toledo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres