Blogia
Daniel Gascón

HOMOSEXUALES EN IRÁN

En septiembre de este año el presidente de Irán Mahmud Ahmadineyad declaró en la Universidad de Columbia que no había homosexuales en Irán. Ahmadineyad, que financia a grupos terroristas, también ha afirmado que hay que “borrar del mapa” el estado de Israel y ha restringido todavía más la libertad de la población femenina de su país, que vive secuestrada desde que se produjo la Revolución Islámica en 1979.

La legislación iraní, que se basa en una interpretación conservadora de la sharia, no habla de orientación sexual y no reconoce la homosexualidad. Se prohíbe representar la homosexualidad en los periódicos (excepto cuando se retrata de forma negativa). No obstante, prohíbe todas las relaciones sexuales fuera del matrimonio y persigue a quienes las practican

En Irán la sodomía es un delito que se castiga con la muerte de los dos participantes si es una relación consentida entre adultos; el juez puede elegir el método de ejecución. Un menor que comete sodomía por voluntad propia puede sufrir un castigo de 74 latigazos. La sodomía se prueba cuando una persona confiesa cuatro veces haberla practicado o cuando cuatro hombres (“justos”, dice el reglamento) atestiguan la veracidad de los hechos. El testimonio de las mujeres o el testimonio de una mujer y unos hombres no prueba la sodomía. Que dos hombres se froten los muslos o las nalgas se castiga con 100 latigazos. La cuarta vez, el castigo es la muerte. Igualmente, las relaciones sexuales entre mujeres adultas se castigan con 100 latigazos. La reincidencia aumenta el castigo; la cuarta vez acarrea la muerte. Si dos hombres “están desnudos bajo una manta sin ninguna necesidad” (uno se pregunta por la necesidad a la que se refería el legislador) a ambos se les puede administrar un castigo de hasta 99 latigazos. Si son dos mujeres, llega a 100. Si un hombre “besa a otro con lujuria”, el castigo son 60 latigazos. Si la persona que ha cometido estos “crímenes” confiesa o se arrepiente el juez puede perdonarle. Si se arrepiente antes de que declaren los testigos, el castigo es anulado.

Los homosexuales de Irán tienen que huir o vivir su sexualidad y sus amores clandestinamente, y se exponen al desprecio, las delaciones, el maltrato o la muerte. Hay asociaciones de gays y lesbianas como IRQO. Algunos han contestado con valentía las declaraciones de Ahmadineyad. Defensores de los derechos humanos de Irán calculan que desde 1979 se ha ejecutado a 4000 homosexuales en Irán (ha habido ahorcamientos y linchamientos en las cárceles, se les suelen añadir sistemáticamente otros delitos y se les ha forzado a confesar con tortura y malos tratos). Un caso especialmente dramático es el de Makwan Moloudzadeh, un iraní de 21 años que ha sido sentenciado a muerte por practicar sodomía a los 13 años con un chico que tenía su misma edad. A finales de octubre Amnistía Internacional alertaba de la "inminencia" de su ejecución. Varias asociaciones han lanzado una campaña para que no se produzca.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Fernández -

No he podido evitar ponerte este enlace. Un besote.
http://www.youtube.com/watch?v=jq-7fg9FFYU
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres