Blogia
Daniel Gascón

SOBRE LA BELLEZA

SOBRE LA BELLEZA

 

1.

Dona Abu Nasr escribe sobre el único concurso de belleza de Arabia Saudí, que elige la “Belleza Moral”: no se ve el cuerpo ni la cara de las participantes, y gana la concursante que muestre más devoción y respeto por sus padres.

Khadra al-Mubarak, la mujer que aparece en la foto y la organizadora del concurso, ha dicho “La idea del concurso es medir el compromiso de las concursantes con la moralidad islámica. Es una alternativa a las llamadas a la decadencia de otros concursos de belleza que sólo tienen en cuenta el cuerpo y el aspecto de la mujer. A nosotros nos preocupa la belleza del alma y la moral”.

Casi 200 concursantse pasarán 10 semanas asistiendo a clases y respondiendo a preguntas sobre temas como “Descubriendo tu fuerza interior”, “Cómo se forja un líder” y “Mamá, el paraíso está a tus pies”, que supuestamente es una frase que dijo Mahoma.

Las concursantes pasarán un día en una casa de campo con sus madres, donde las observarán jueces femeninas que evaluarán como interactúan con sus madres. Puesto que el concurso no está televisado y no hay hombres, ese rato las mujeres podrán quitarse los velos y las ropas que deben llevar en público.

2.

Las mujeres de Arabia Saudí sufren discriminación en la educación, el empleo o el sistema legal. Sus derechos no son iguales, sino "similares" (o sea: menores). Aunque la mayoría de las universitarias son mujeres, el país tiene la tasa de fuerza de trabajo femenina más baja del mundo (5%). En Arabia Saudí el Corán funciona como Constitución, y el país se rige sobre la base de la ley islámica. Las normas de la sharía imperan en los tribunales (también para los no musulmanes), e incluyen amputaciones, pena de muerte y castigos corporales. A veces un homicida tiene que pagar a la familia de la víctima una compensación económica: si la víctima es una mujer, debe pagar la mitad de dinero que si es hombre.

Las mujeres y los hombres deben estar separados: las mujeres no deben hablar con hombres que no sean de su familia y la segregación se produce a veces incluso dentro de las casas,  con estancias separadas para hombres y mujeres. Dentro de las familias sigue vigente la costumbre de la vigilancia masculina, una forma de control familiar. Las mujeres no pueden testificar en juicio, a no ser que hablen de un asunto personal del que ningún hombre fue testigo; su testimonio se considera sólo una suposición, ya que, según las leyes del país:

  1. Las mujeres son mucho más emocionales que los hombres y, como resultado de esas emociones, distorsionan sus testimonios.
  2. Las mujeres no participan en la vida pública, así que no pueden comprender lo que ven.
  3. Las mujeres están completamente dominadas por los hombres, que, por la Gracia de Dios, son superiores; las mujeres por tanto testificarán según lo que el último hombre les haya dicho.
  4. Las mujeres son olvidadizas y su testimonio no puede considerarse fiable.

En caso de violación, su testimonio se trata como presunción; el de su agresor como hecho. A veces se castiga a las víctimas de una violación: no deberían estar solas con hombres que no pertenecen a su familia. El año pasado una mujer víctima de una violación múltiple fue condenada a recibir 200 latigazos y a pasar 6 meses en prisión por quebrantar las leyes que ordenan la segregación por sexos (aunque luego el rey Abdullah la perdonó ante la presión internacional).

Aunque hay algunos equipos, los deportes femeninos están prohibidos en principio. Es el único país del mundo en el que se prohíbe a las mujeres conducir coches e ir en bicicleta en carreteras públicas. Eso sí, pueden pilotar un avión.

3.

En el mundo anglosajón es el día de la madre. El blog de libros de The New Yorker lo celebra con posts sobre algunas madres literarias inolvidables: Sophie, la madre de Alexander Portnoy, que la califica como “el personaje más inolvidable que he conocido nunca”; Marmee, la madre de Mujercitas; Charlotte Haze, la madre de Lolita; o, también, el doctor Frankenstein.

4.

Cuando Woody encontró a Larry:

“Mi filosofía ha sido consistente, y parece convincente o estúpida según lo buena película. Si hago una película y la película funciona, la gente sale diciendo, ‘eh, tiene sentido’. Y si lo he hecho mal y he tomado decisiones artísticas equivocadas, piensan: ‘sus ideas son estúpidas y narcisistas e irrelevantes’. Pero en realidad las ideas son las mismas… sólo que he fracasado artísticamente”, dice Woody Allen.

5.

Cuba estrecha el cerco sobre los blogueros.

En la foto, al-Mubarak. Es de Nisreen Aldar, para The Associated Press.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

d. -

¡Muchas gracias!
Abrazos,

d.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Octavio -

me ha gustado mucho el post, man
abrazos
o.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres