Blogia
Daniel Gascón

20 AÑOS

20 AÑOS

 

1.

Ayer se cumplieron 20 años de la fetua a Salman Rushdie.

"Naturalmente, mientras la fetua no se haya anulado, sigue siendo válida”, ha dicho el portavoz del minsterio de exteriores iraní Hassan Ghashghavi.

2.

Un artículo de Geoffrey Robertson, el abogado de Rushdie.

3.

Esto es lo que dijeron algunas personas hace 20 años:

Harold Pinter, dramaturgo

"Un escritor muy distinguido ha usado su imaginación para escribir un libro y ha criticado la religión en la que nació y tanto él como sus editores han sido condenados a muerte. Es algo intolerable y bárbaro".

John Berger, escritor y crítico

"Sospecho que Salman Rushdie, si no está atrapado en una cadena de acontecimientos de la que ha perdido el control por completo, podría estar preparado para pedirles a sus editores que dejen de producir ediciones de Los versos satánicos. No por las amenazas a su propia vida, sino por las amenazas a los que son inocentes de escribir o leer el libro.

Germaine Creer, escritora y académica

"Me niego a firmar peticiones por ese libro, que trataba de sus propios problemas [de Rushdie]".

Jimmy Carter, presidente de Estados Unidos entre 1977 y 1981

"El libro de Rushdie ha ofendido a millones de musulmanes cuyas creencias sagradas han sido violadas. La sentencia de muerte proclamada por el ayatolá Jomeini, sin embargo, ha sido una respuesta horrenda. Es nuestro deber condenar la amenaza de asesinato [pero] debemos ser sensibles a la preocupación y la ira que prevalecen en los musulmanes más moderados".

John Le Carré, escritor

"Una y otra vez, ha estado en manos de Rushdie la posibilidad de salvar la cara de sus editores y, con dignidad, retirar su libro hasta que lleguen tiempos más tranquilos. Me parece que no tiene nada que demostrar, salvo su falta de sensibilidad".

Roald Dahl, escritor

"[Rushdie] sabía exactamente lo que estaba hacienda y no podía pedir otra cosa. Este tipo de sensacionalismo consigue llevar un libro sin importancia a lo alto de la lista de los libros más vendidos. Pero, para mi, es una manera barata de hacerlo”.

Sir Geoffrey Howe, Ministro de Asuntos Exterior del Reino Unido, 1983-88

"El Gobierno británico, los británicos, no sentimos ningún afecto por el libro… Compara Gran Bretaña con la Alemania de Hitler. Eso no nos gusta más de lo que a la gente de confesión musulmana le gustan los ataques a su fe que hay en el libro. Así que no estamos apoyando el libro. Estamos apoyando el derecho de la gente a hablar libremente, a publicar libremente".

4.

Hace unas semanas El País publicaba un adelanto de un libro de Juan José Tamayo sobre el islam, que ya está en las librerías:

“Es el caso de las caricaturas, de muy mal gusto y peor calidad, publicadas por el diario danés Jyllands-Postern, en septiembre de 2005, y reproducidas, con ánimo de atizar la polémica, por la revista cristiana noruega Magazinet y por varios medios de comunicación europeos unos meses después, que vienen a confirmar los estereotipos peyorativos de Occidente sobre el islam y que constituyen, en mi opinión, un uso irresponsable de la libertad de expresión, al tiempo que una provocación para el mundo islámico”.

Y:

“En los últimos años se han desarrollado campañas terribles acusando indiscriminadamente al islam de machista. Un ejemplo es la película Sumisión, del director de cine holandés Theo van Ghog [sic], asesinado el 2 de mayo de 2002. Otro es la política somalí Ayaan Iris Ali [sic], residente en Holanda y miembro del Parlamento de ese país, quien considera la misoginia inherente al islam, relaciona directamente el maltrato a las mujeres con el Corán”.

Van Gogh, asesinado en la calle por un extremista islámico. Hirsi Ali, amenazada de muerte y escondida. Y millones de mujeres sometidas. Pero las campañas terribles son los cortometrajes y los libros.

José Luis Rodríguez Zapatero y Tayyip Erdogan, sobre las caricaturas de Mahoma:

“La publicación de estas caricaturas puede ser perfectamente legal, pero no es indiferente y debe ser rechazada desde un punto de vista moral y político”.

5.

Kenan Malik ha hablado de la autocensura. Y Andrew Anthony escribe:

“Ahora Rushdie se ha mudado, figurativa y geográficamente, desde los años de la fetua. De regreso de la primera página, ha vuelto a trasladarse, después de vivir en Bombay y Londres, a Nueva York (no es el único que se da cuenta de que las tres ciudades han sufrido ataques del terrorismo islámico). Pero Los versos satánicos sigue siendo un libro sobre la lucha de la migración y las fricciones del intercambio cultural. Se burla de todo tipo de cosas, sin olvidar América y Gran Bretaña. Por encima de todo, quizás, dramatiza la convicción de que no hay nada más sagrado que la libertad de cuestionar lo que es sagrado. Veinte años después, es un principio que necesitamos recordar con urgencia”.

6.

Rushdie ha dicho:

“El puritanismo es temer que alguien en algún lugar del mundo esté siendo feliz. La mejor respuesta al puritanismo es la felicidad. No tenemos, de ninguna manera, que convertirnos en el espejo de las personas que nos odian. Tenemos la obligación de ser felices.”

En la imagen, Salman Rushdie.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Adolfo Poncela -

No me parece que una postura como la de John Le Carré nos lleve a ninguna parte. Una cosa es ser respetuosos desde nuestra democracia, y otra poner en paréntesis nuestra democracia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Anatolia -

Hola,
Vaya sorpresa las declaraciones de algunos hace 20 años.Apenas tenía diez años pero recuerdo la noticia con mucha angustia.Imágenes de libros ardiendo en contraposición con las de un Rushdie más serio que asustado.
La verdad es que todo esto recuerda bastante al calvario que está pasando Roberto Saviano, aunque el gesto del italiano refleje más odio que seriedad.

Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres