Blogia
Daniel Gascón

CÁRCEL, EUROPA Y LOS CONSPIRACIONISTAS

CÁRCEL, EUROPA Y LOS CONSPIRACIONISTAS

 

1.

El disidente chino Huang Qi ha sido condenado nuevamente a tres años de prisión, bajo la acusación -no especificada- de posesión ilegal de secretos del Estado’.

Aquí, más.

2.

La posición de Unión Progreso y Democracia con respecto a la religión me parece mucho más sensata que la del PP y la del PSOE. Por eso no entiendo el matiz de esta respuesta de Rosa Díez:

            P. ¿Votaría a favor de retirar los crucifijos de los colegios?

R. Sí. A mí no me molestan, pero un símbolo que no representa al conjunto de la sociedad no debe estar visible en un colegio.

Las palabras en cursiva son el mejor de los casos irrelevantes. Y en el peor, preocupantes.

3.

Dice Felipe González:

“No sé si Europa se quiere comprometer, una vez que le dan la razón, para corresponsabilizarse en los objetivos, lo dudo. Más bien creo que espera que Obama sea unilateral, pero en la dirección que quiere Europa, no en la dirección que antes era Bush, sino en la que reclama Europa []”

“Europa tiene que hacer un gran esfuerzo de devolución, de aplicación de la subsidiaridad, al mismo tiempo que lleva a Bruselas una estrategia energética común. Me parece que una sola política de quesos tiene menos importancia que una estrategia energética común. Por tanto, necesitamos menos personal sanitario controlando el queso que comemos -con reglas comunes ya será bastante- y un poco más de esfuerzo para que el Servicio Exterior que vamos a crear sirva para algo.

Hay que hacer, al mismo tiempo, un debate serio sobre qué poder necesitamos en Europa, que añada valor; y qué poderes se han ido acumulando en la historia del acerbo de la Unión que ninguna empresa compleja, y Europa lo es, seguiría teniéndolos ahora.

Lo que hay que hacer es un doble ejercicio, pero de verdad. Creo que están pasando algunas cosas. La frase de Kohl, que le costó la cancillería cuando el Tratado de la Unión Monetaria, fue: ‘Yo quiero una Alemania europea. Nunca más una Europa alemana’. ¿Qué ha cambiado de eso? ¿Es que hay alguien que ahora quiera una Europa alemana? No. Lo que ha cambiado es que, en la mejor versión, se han perdido todos los complejos históricos. Alemania es Alemania y defiende sus intereses.

¿Hay un matiz? A mi juicio, sí. Kohl se jugó la cancillería y la perdió porque quería una Alemania europea. Eso es el pasado, no de ahora, también de mis colegas de tribu ideológica, la generación a la que pertenezco. Alemania pugna en la dirección europea, no niego que tenga derecho, por un puesto permanente en el Consejo de Seguridad. Si estuviéramos trabajando por tener una voz única en el Consejo de Seguridad, a lo mejor avanzaríamos un poco más. Cuando se reúnen los bancos centrales no estamos representados por el Banco Central Europeo, está el Banco Central Europeo y todos los bancos centrales de la zona euro. Y así, suma y sigue.

Todo esto se justifica diciendo: ‘La opinión pública de mi país no aceptaría una solución de esta naturaleza’. Lo curioso es que pasa lo contrario. Los ciudadanos europeos, en los estudios cualitativos, dicen: ‘Lo lógico es que Europa hable con una sola voz, en el G-20, en política exterior, en política monetaria...’. Dicen lo contrario. Pero los líderes dicen que los ciudadanos nunca lo aceptarían. Ésta es la paradoja. Como la obsesión franco-alemana sigue, creo que para la Europa a 27, que Alemania y Francia tengan clara la marcha de Europa sigue siendo una condición necesaria, con menos peso relativo, pero cada vez claramente más insuficiente”.

4.

Teresa Forcades, la monja que protagoniza un vídeo de You Tube que expone, a través de medias verdades, falsedades, y saltos lógicos una teoría conspirativa sobre la gripe A, cerró el domingo un congreso titulado “Ciencia y espíritu” en Barcelona. Entre las ponencias se encontraba una que afirmaba que el SIDA no es una enfermedad (el título es “El SIDA, un montaje ‘made in USA’, ejemplo de ruptura de la Sociedad Moderna con la Tradición”); otra que asegura que los atentados de 11-S fueron un autoatentado (Forcades dice en el vídeo que sobre el 11-S “hay muchas teorías”, apuntando a la conspiración); un mensaje a la humanidad de Jessica Schab, una de “niños de cristal e índigo” (“estoy aquí para inspirar a la gente a encontrar su propia verdad y no dar su poder a otros”, dice, antes de recomendar la conexión con un guía espiritual); otra charla de Montserrat Gascón –que se define como “experta en bloquearme el pericardio” y con la que no tengo nada que ver- sobre “El Pericardio, guardián del secreto de nuestra divinidad”, relacionada con su libro “Viva el pericardio libre”.

En la imagen, Huan Qi.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres