Blogia
Daniel Gascón

FRÁGILES, CULPABLES Y HERMOSOS

FRÁGILES, CULPABLES Y HERMOSOS

David Trueba (Madrid, 1969) es escritor y cineasta. Ha dirigido las películas “La buena vida” (1996), “Obra maestra” (2000), “Soldados de Salamina” (2002), “Bienvenido a casa” (2006), y “La silla de Fernando”, que codirigió junto a Luis Alegre en 2006. Ha publicado las novelas “Abierto toda la noche” (Anagrama, 1995) y “Cuatro amigos” (Anagrama, 1999). Son obras que mezclan el humor y la melancolía, que hablan de la familia y la soledad, de los conflictos del amor y el deseo, de la frustración profesional y emocional y la pasión por aprender.

Esos temas aparecen en la más ambiciosa y redonda de sus novelas, “Saber perder” (Anagrama, 2008), que transcurre a lo largo de un curso académico o una temporada futbolística, y cuenta la historia de cuatro personajes. Sylvia es una adolescente tímida que siente la pulsión del deseo y entra por accidente en la vida adulta. Su padre, Lorenzo, acaba de separarse: cree que la vida y un antiguo socio le deben algo, y se enamora de Daniela, una ecuatoriana muy religiosa que cuida a un niño en el piso de arriba. La abuela de Sylvia enferma, y su marido, Leandro, combina las atenciones a su mujer y la pena por no haber sabido hacerla más feliz con las visitas a una prostituta. Sylvia conoce a Ariel, un futbolista argentino que ha venido a España a triunfar y se encuentra perdido entre el lujo, el furor de los medios y la corrupción de los despachos. Son personajes que intentan resistir los ataques del azar, de los demás o de sus propios errores, y deben aprender a convivir con sus derrotas.

“Saber perder” alterna las peripecias de estos protagonistas, que tienen un mundo rico y consistente, en el que habitan numerosos personajes secundarios. Habla del instituto de Sylvia y de su hermosa relación clandestina con Ariel; de la casa de Leandro, sus clases de piano y su resentimiento hacia un amigo de infancia que ha triunfado, y de la culpa y los gastos que le producen sus visitas al prostíbulo; de la relación de Lorenzo y su socio, que en lugar de convertir a Lorenzo en un triunfador lo llevó a cometer un crimen, de su desamparo y su nuevo trabajo en una empresa al borde de la legalidad; de los compañeros de Ariel, de su mentor y las fiestas de los jugadores, y de la desorientación que siente en el campo y en Madrid tras la partida de su hermano.

“Saber perder” es una novela muy bien estructurada, que juega con las cuatro líneas narrativas con maestría: las entrecruza, las usa para aumentar el suspense o incrementar el ritmo y establece paralelismos entre ellas. A veces, presenta una escena desde el punto de vista de dos personajes, y eso sirve para registrar los cambios en sus sentimientos, o la distancia que imponen entre ellos la traición, el secreto o el paso del tiempo.

Trueba utiliza con brillantez detalles de la vida cotidiana y elementos que están en la realidad y no siempre encuentran hueco en las novelas: aparecen inmigrantes millonarios y sin papeles; reflexiones futbolísticas y circunvalaciones; operaciones inmobiliarias, mudanzas y accidentes domésticos; adolescentes que envían mensajes de móvil, ancianos enfermos que necesitan que alguien les cuide y sienten deseo. La novela posee momentos bellos y muy divertidos, muchas veces tiene un tono de tristeza e incluye episodios de sordidez y violencia. Los personajes están a merced de su necesidad de sexo, amor o compañía y dan una sensación de indefensión: buscan la felicidad en un lugar en el que saben que no van a encontrarla, e ignoran desde dónde les va a llegar el próximo golpe. Y eso hace que nos resulten próximos. “Saber perder” es una novela estupenda, que combina una poderosa arquitectura narrativa y la confianza en el poder de la ficción para retratar la vida con una mirada perspicaz y compasiva sobre unos seres frágiles, culpables y hermosos.

David Trueba. Saber perder. Anagrama, 2008. 520 páginas.

Esta reseña apareció en Artes & Letras. La fotografía es de El País.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Antonio -

¡Felicidades mozé (como dicen por aquí)!
¡Un abrazo grande!

Blanca -

Hoy se ha chivado tu padre y nos ha contado que es tu cumpleaños.

Así que te deseo un muy felíz cumpleaños Daniel, y que cumplas muchísimos más, llenos de éxitos, fortuna y felicidad.

Que pases un muy estupendo día.

entrenomadas -

Acaba de leerlo y es un libro estupendo.

Un beso,
M

loop -

Por cierto mucha suerte para esa primera película de Jonás Trueba.Hay un guionista muy mentalizado para que sea un éxito.Ya lo dijo Fernando Trueba hace años en una mesa redonda CON Maribel Verdú,que lo fundamental en una película era que tuviese un buen guionista.

ana m. -

qué pena que me lo perdiera...

Luisa -

La presentación de libro el lunes en Zaragoza, en Los Portadores de Sueños, fue "una caña", que se dice... El libro estaba todo el rato presente, sin apabullar, como deben estar los libros en nuestra vida, al lado del café con leche, en el bolsillo del abrigo, o a la orilla del mar... Por cierto, vi la novela ayer en una librería de Cambrils que frecuento cuando estoy aquí y sonreí...
Buen trabajo esta reseña.

d. -

Muchas gracias, Jon. Y enhorabuena por tu blog. Un saludo.

Jon Bilbao -

Enhorabuena por tu blog, que he descubierto recientemente. De paso, te invito a visitar el mío, dedicado principalmente a la literatura:
http://jonbilbao.wordpress.com/
Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres